Bolsas de Párpados

Con el paso del tiempo, los tejidos alrededor de los ojos, la zona de los párpados tienden a caer. Estos cambios comprenden: el descenso de las cejas, la acumulación excesiva de piel en el párpado superior, el prolapso (o hernia) de la grasa en el párpado superior y en el inferior, conformando lo que se llama genéricamente: BOLSAS PALPEBRALES.

Estos cambios anatómicos, ocurren en mayor o menor grado, en todas las personas conforme envejecen. En algunos casos existe una tendencia familiar, un traumatismo, una parálisis facial o rasgos que pueden exagerar o intensificar el proceso.
Hay personas que esta molestia les dificulta la visión y a otras les preocupa más su aspecto estético, siendo ésta el problema que más precozmente aparece y el más importante, desde este último punto de vista, que les preocupa, no olvidemos que cuando nos dirigimos o conversamos con alguien, lo hacemos mirándolos a los ojos.

Esta situación puede ser resuelta, de manera importante, con una cirugía reconstructiva, colocando nuevamente las cosas en su lugar, y eliminando la piel estirada y sobrante. Esta intervención, si bien en el área de la cirugía plástica, debe ser realizada con precaución y cuidado, bajo un criterio oftalmológico, que respete el buen cierre de los párpados, especialmente durante el sueño, para evitar las engorrosas complicaciones del ojo que se seca y molesta.
Obviamente, en pacientes de más edad, es imposible devolverles la “Calidad” de la piel que tuvo en su juventud; pero se pueden conseguir importantes cambios estéticos y funcionales que mejoran la calidad de vida.

Recordemos entonces que de los problemas estéticos de la cara, éste es el más llamativo, el de aparición más precoz y el que molesta más. Y con un buen estudio previo, un acuerdo con el paciente, con las limitaciones de cada caso en particular, eligiendo cuidadosamente la cirugía más apropiada, se puede llegar a una solución efectiva.   

En resumen: las bolsas en los párpados acusen envejecimiento y pueden tornarse molestas. Estas bolsas, superiores o inferiores aumentan con el paso de los años, pero operadas a tiempo, la intervención es menos invasiva y las cicatrices son prácticamente invisibles, devolviendo a la mirada la juventud perdida.

 

 

Lentes Intraoculares Fáquicas

Una lente fáquica es un lente intraocular que se añade al sistema óptico del ojo sin quitar ninguna estructura sino introduciendo una lente. Esta lente permite al ojo enfocar adecuadamente los rayos de luz en la retina. Estas lentes pueden corregir vicios de refracción altos en miopía, hipermetropía y astigmatismo.

Más Información

POWERED BY REVOLUTION SLIDER